¡Hola de nuevo Prometidas! Esta semana hablaremos de algo muy importante y necesario, aunque estemos preparando ese gran día: las vacaciones. Esta semana, en la semana playera os contaré cómo un cambio de aires puede ayudarnos a recargar nuestras energías y volver renovados.

¿Por qué necesitas unas vacaciones? 

disfrutar vacaciones

Todas las personas necesitan unas vacaciones. Pero hay personas que lo necesitan mucho más, y son aquellas que han estado sometidas a un estrés más o menos continuado.

El día a día actual está plagado de exigencias, contratiempos y horarios rígidos que casi no nos dejan respirar. El trabajo, la familia, los amigos, el deporte, la alimentación sana, el ocio son piezas de un puzle que cada día intentamos combinar hasta que encaja. Si a esto le añadimos la preparación de la boda, seguro que nuestro estrés por intentar encajar las piezas aumentará. Este estrés puede afectar de manera negativa a nuestra salud, por ello es necesario que de vez en cuando nos tomemos un respiro.

Las vacaciones son el momento perfecto para dedicarle un tiempo a cosas que habitualmente pasamos por alto:

  • El tiempo para dedicarnos a nosotros mismos. Esta es probablemente la asignatura pendiente de la mayoría de las personas. Dedicarnos un rato a mimarnos, a hacer algo de deporte, un baño largo y tranquilo o enfrascarnos en la lectura de un buen libro. También podemos dedicarnos a mejorar nuestro bienestar físico y a cuidar nuestra piel.
  • Nuestro desarrollo personal. Las vacaciones también son un buen momento para pensar sobre aquellas cosas que queremos hacer o conseguir. Es un buen momento para pensar en un pequeño proyecto que podamos desarrollar. Quizás te apetezca iniciarte en algún hobbie, crear tu pequeño huerto urbano, mejorar algún aspecto personal o cambiar tu forma de repartir el tiempo. Cualquier proyecto, sea grande o pequeño, renovará tus ilusiones y alegrará tu vuelta a casa.
  • El tiempo en pareja es otro aspecto que puede quedar en un segundo plano por las actividades diarias. Aprovechad las vacaciones para dedicarnos unos momentos de intimidad y disfrute compartido sin prisas, sin tener tantas cosas en la cabeza, como cuando os conocisteis. Para una pareja de prometidos esto puede ser el principio de una larga y placentera luna de miel.vacaciones en pareja

5 claves para disfrutar de las vacaciones

Querida prometida, ahora ya sabes por qué necesitas unas vacaciones. Así que solo te falta saber las claves imprescindibles para disfrutarlas al máximo:
cambiar de aires en vacaciones

  1. Cambiar de aires significa cambiar de aires. Irse al pueblo con la familia o irse todo el día a la playa no son exactamente el tipo de vacaciones que necesitas. Aléjate de tu zona de confort habitual, si tu presupuesto es limitado siempre puedes optar por un plan low cost (bed and breakfast, camping). Hay muchas ciudades, rincones escondidos y pueblos con encanto que están esperándote.
  2. Siéntete libre de hacerlo. Si lo piensas bien, no hay ningún motivo para no irde de viaje. ¿Las plantas? Seguro que alguna amiga irá encantada; ¿la familia? Estás con ellos continuamente; ¿el trabajo? Llevas todo el año trabajando y seguirás trabajando luego, descansa para coger impulso; ¿los preparativos? Seguro que puedes hacer un hueco entre las pruebas, compras y toma de decisiones, todo seguirá ahí cuando vuelvas y tú tendrás más fuerza; ¿mascotas? Llévalas contigo o déjalas en una residencia estarán muy bien atendidas y también descansarán de ti.
  3. Abre tu mente. Las vacaciones te permiten salir de la rutina, hacer cosas que habitualmente no haces o no puedes hacer. Abre tu mente a la tranquilidad, olvídate de levantarte tempranísimo para aprovechar la estancia, hacer excusiones o tomar el sol. Come lo que te apetezca y sobre todo sé espontánea, no hay conocidos cerca que te puedan juzgar o limitar. ¿Qué tal si pruebas algo nuevo? Quizás un deporte de aventura, ir al teatro, una excusión nocturna… seguro que se te ocurre algo. No dejes pasar esta oportunidad.
  4. Disfruta del presente. Apaga el teléfono, deja la agenda de preparativos, no veas la televisión…¡Estás de vacaciones! Disfruta del lugar en el que estás, quién sabe cuándo vas a volver. El presente nunca se va a repetir, piensa que estas serán tus únicas vacaciones antes de casarte, las únicas en las que tendrás esta edad exactamente o la primera que vez que visitas ese sitio. Un diario de viaje podría ser una forma excepcional de vivir el presente y crear recuerdos a los que podrás acceder una y otra vez.
  5. Interactúa con el medio. Todas los lugares tienen algo especial que los hace diferentes. Descúbrelo. Puede que sea una zona natural protegida, una gastronomía única, una zona multicultural, una ciudad con una arquitectura preciosa o una lengua diferente. Cuando nos relacionamos con un entorno distinto y con persona diferentes ponemos en marcha nuevas habilidades. Quizás este viaje no solo te permita descubrir una ciudad o un lugar, también te permitirá conocerte mejor.

¡Nos vemos pronto en La Perfecta Prometida! no os olvidéis de comentar dónde serán las vuestras vacaciones y si ya tenéis alguna idea de cómo aprovecharlas al máximo.

(Visited 302 times, 8 visits today)
Mónica Valverde
Mónica Valverde Salgado
Coordinadora del centro Psicologiamalagacentro.com

Mi objetivo es ayudar a las personas a recuperar el bienestar y a enfrentarse con éxito a los retos que se encuentran en su día a día, a través del desarrollo de habilidades y estrategias más efectivas. Mis valores: profesionalidad, realización de tratamientos eficaces y aplicación de técnicas innovadoras.

Me licencié en Psicología en la Universidad de Málaga, donde también realicé un posgrado oficial en Psicología de la Salud. Soy una persona inquieta y continuamente realizo cursos de formación que me permiten ampliar mis conocimientos y mis horizontes profesionales.
autor