Juegos para bodas: reinventa la fiesta que tus invitados no podrán olvidar.

¿Cuántas veces has dicho que quieres una boda diferente? Una boda que no sea igual que las demás. Un día que tus invitados guarden en el cajón de los recuerdos difíciles de olvidar. Ahora es el momento perfecto para crear una boda original e inolvidable. ¿Juegos para bodas?¿Espectáculos en directo? Hay muchas opciones.

Cómo sabes, las medidas sanitarias impiden celebrar una boda que finalice con una fiesta cómo las que había hasta que esto llegó. Los bailongos tendrán que reinventar sus bailes. Pero… ¡que no panda el cúnico! Digo. ¡Que no cunda el pánico!”. 

No tendrás en tu boda una minidisco dónde acaben las corbatas en la cabeza (o quizá sí, hay cosas que no cambian), pero… ¿eso significa que no puedas tener fiesta en tu boda? Por supuesto que no. Tan solo será otro tipo de fiesta.

Cómo en otras cosas, toca reinventarse. Qué no se puede bailar en una pista de pie, pues se lleva la fiesta a las mesas.  A cada problema, una solución. No olvides leerlo hasta el final porque tengo algo para ti.

El Club de Wedding planner.

¿Qué es el club de wedding planner de la perfecta prometida? El Club de Wedding planner es una gran familia con representación de toda la geografía española y, pronto, internacional. Somos profesionales que no nos cansamos de aprender y, sobretodo, de ayudar. Ayudarnos unas a otras en todo lo que nos es posible. No importa…

Pídeselo ya

Pídeselo ya

Según una tradición irlandesa, el 29 de febrero es el día ideal para que las mujeres le pidan matrimonio a sus parejas. Y por si no lo sabéis, este año 2020 es bisiesto! En La Perfecta Prometida hemos querido unirnos a esta iniciativa convocando un concurso para todas aquellas mujeres que quieran lanzarse. A la campaña la hemos llamado: Pídeselo ya.

errores en una boda

Me caso y no sé nada

No sé por qué será pero el verano parece la fecha ideal para comprometerse, ¿será la playita?, ¿que todos estamos más guapos cuando nos da un poco el Sol? Si te acabas de comprometer y ahora te planteas, “¡Leche! Que me caso y no sé nada de bodas…” Tal vez te interese leerte este post.