Sé una Novia Revolucionaria

Un segundo. Necesito un segundo…. Sí, ha pasado… he encontrado a la persona ideal…y me caso!!!
Cuando decidimos contraer matrimonio (sí, suena antiguo, lo se, pero se dice así) las prioridades cambian. Los temas que inundan nuestra mente son otros y una mezcla de entre nerviosismo y alegría nos inunda de la cabeza a los pies.