Te acabas de comprometer y estás pensando en cómo organizar tu boda… Y claro, mil dudas asaltan tu cabeza: ¿Cuánto tardaré en organizarlo todo?, ¿de qué presupuesto estamos hablando?, ¿cómo será el vestido? Y a todo esto hay que sumarle el papeleo, los cursos preparatorios, la búsqueda de fincas e iglesias… pero, ¿te has planteado casarte por lo civil? ¿Qué sabes realmente de las bodas civiles?

casarse por lo civil

Fotografía de Marina Palacios de una de nuestras perfectas bodas

Lo primero que deberías saber es qué resulta más fácil, casarse por lo civil o por la Iglesia. Desde el punto de vista puramente pracmático, sin entrar en valores religiosos, hay que reconocer que casarse por lo civil tiene una ventaja, que te libras de los cursos matrimoniales. No obstante, si te casas en una ciudad grande como Madrid, los trámites a través del registro pueden ser infinitos, cosa que la Iglesia, todo sea dicho, hace por ti. Pero empecemos por lo primero…

¿Quién puede casarte por lo civil?

Alcaldes, jueces y concejales. Y de un tiempo a esta parte también los notarios. Has de saber que en las grandes ciudades no es habitual que los jueces o concejales se desplacen hasta las fincas, así que tendrás que organizar dos bodas, una oficial (en el juzgado o ayuntamiento de turno) y otra en la finca con tus invitados.

 

 

¿Qué es un Maestro de Ceremonias?

Puesto que vas a montar una boda “falsa” para tus invitados (no es plan de meter a 150 personas en los juzgados…), tienes dos opciones a la hora de organizar tu ceremonia, o bien que te case un amigo o un familiar que tenga cierto arte delante del micro, o bien contratar a alguien que esté acostumbrado a este tipo de espectáculos.

casarse por lo civil

Kino, de La Perfecta Prometida, probando el micro antes de oficiar una boda.

De un tiempo a esta parte es cada vez más habitual ver maestros de ceremonias oficiando bodas, si optáis por este servicio, os dejo un par de consejos:

1.- Que el oficiante sepa lo máximo posible sobre vosotros. Cuanta más información tenga, más personalizado podrá estar la ceremonia.

2.- Que el oficiante que busquéis sea de vuestro estilo. Puede resulta un tanto chocante una ceremonia muy jocosa si los novios son conocidos por su seriedad (por ejemplo).

3.- Que os reunáis con él varias veces y que tengáis en cuenta sus aportaciones. Porque nos puede parecer una chorrada ponernos debajo de un árbol ha decirnos lo mucho que nos queremos delante de doscientas personas, pero el oficiante lleva ya unas cuantas bodas a sus espaldas y sabrá mejor que nadie si pegan o no unos votos, un rito peculiar o incluso una canción…

¿Casarse por lo civil resulta menos romántico?

No, para nada. Una boda por lo civil con un maestro de ceremonias que sepa lo que hace, una decoración a tu gusto (cosa que a lo mejor en la iglesia está un poco más limitada…) e incluso música en directo… ¡Piénsalo! Puede ser la boda más personalizada del mundo, no tiene reglas, y tan bonita y romántica como tú quieras.

Descarga gratis tu guía para el día de la boda, pincha en la imagen para hacerlo.

(Visited 21 times, 23 visits today)
lpp
Fundadora y CEO de La Perfecta Prometida.

Aurora Espartero
Con una formación multidiscilplinar (psicopedagoga, licenciada en actividad física y deporte y con máster en dirección del turismo ( y formación específica en wedding planner ), estoy especializada en eventos trabajando en el sector hace más de 12 años. Me gustan mucho los retos, planificar, el contacto humano y disfrutar cada momento al máximo.
autor