Como este mes lo estamos dedicando a la gestión del tiempo y a la organización de la boda, quería traerte este post cargado de consejos. Dedícale un día al mes a la boda, no más, y verás como todo te resulta mucho más ameno y menos estresante.

dedícale un díaQuizás los primeros meses tengas que ser más tajante, vale. Dedícale un día a la semana a la boda durante los dos primeros meses y verás como enseguida tienes cerrada toda la logística. Ponte de acuerdo con tu pareja, sacad las agendas y planificaros, poned en práctica los sistemas de trabajo en cadena y ya veréis como todo resulta mucho más sencillo.

¿A qué le dedico un día?

Al principio puede que te parezca más complicado, tendrás mil dudas y querrás abarcar muchas cosas al mismo tiempo… Ahí va mi consejo: dedícale un día a cada tarea por separado. Como vimos en el post anterior, el número de invitados y el presupuesto son las primeras cosas que tienes que mirar. Píllate una tarde, la del viernes, por ejemplo, o un día completo, como puede ser el sábado, y siéntate con tu pareja a ver el tema de los invitados. Papel, boli y mucha paciencia. Una vez lo tienes bien definido, comienzas con el presupuesto. Y luego con las fincas, lo mismo, no dediques mil tardes a visitar mil sitios distintos, cierra tres o cuatro visitas en un mismo día, por ejemplo el sábado, hazte a la idea de que vas a chupar horas en el coche y échate a la carretera.

¿Puedo bajar el ritmo?

Por supuesto. Una vez superada la locura del inicio y cuando ya tengas la finca, el presu, el número de invitados y el fotógrafo, puedes dedicarle un día a la boda cada dos o cada tres semanas, puede que incluso uno al mes. Las invitaciones os llevarán tiempo, aunque he conocido parejas que lo han tenido clarísimo y en una tarde tenían ya elegidas el estilo, el texto y hasta habían hecho el primer pago…

dedícale un día¿Y con los detallitos?

Sé que hay muchas cosas que quieres hacer tú misma, tipo regalitos para los invitados o bien sobres de agradecimiento, conos de arroz, lo que sea. Mi consejo, una vez más, es que escojas un día de la semana para dedicárselo en exclusiva al DIY. Convence a tus amigos para que te echen una mano, saca unas cervezas y unos pinchos y poneros a hacer trabajo en cadena, como el que está montando un coche, pero con los conos de arroz… Uno que corte el papel, otro que lo decore y otro que lo pliegue mientras un segundo equipo está llenando sobres de agradecimiento o lo que sea… No sólo será todo mucho más fácil sino que te resultará también más divertido. La otra opción, no es mala tampoco, ponerse Juego de Tronos de fondos (o Stranger Things, o lo que sea…) y dedicarle todos los días un ratito.

¿Cuánto tiempo necesito para montarme la boda?

Para que te hagas una idea, las wedding planner profesionales le dedican una media de 400 horas a cada boda y eso que ellas no tienen que estar yendo a ferias a buscar proveedores. Por eso este post, dedícale un día a cada una de las tareas que se te ocurran, por ejemplo buscar inspiración, en lugar de ir mirando Pinterest o Instagram cada vez que vas en el metro o tienes un ratillo libre. La sensación de agobio será mucho menor y la información que te guste la podrás comparar con tu pareja, archivar y utilizar más tarde.

Todo esto, claro, se reduce si cuentas con la ayuda de una empresa como la nuestra. Considéranos una asesoría experta en bodas y reduce al mínimo el número de horas que le dedicas a la boda.

(Visited 36 times, 22 visits today)
Kino Beca
Marino mercante.

Como socio de La Perfecta Prometida divido mi tiempo entre la empresa y el mar. Como oficial de la marina estoy acostumbrado a la gestión, a llevar equipos integrados por personas de distintas nacionalidades y a la multifunción. Todo muy útil cuando se trata de levantar una empresa tan completa como es La Perfecta Prometida!!
autor