Se suele decir que la nuestra es una generación más concienciada con el medioambiente y esto se ha llevado hasta la organización de nuestras bodas. Pero, ¿sabes cómo se montan las ecobodas?

Invitaciones: Por supuesto de papel reciclado y toda la pesca como ya habíamos dicho en nuestro último post.

Seguimiento del CO2: Así es, ahora gracias a algunos portales gratuitos puedes hacer un recuento del CO2 que produce tu boda. Sumas todos los desplazamientos de todos los invitados, coche oficial, fotógrafo, wedding planner y demás equipo… Le añades la luna de miel y tendrás una cifra de infarto. ¿Quieres reducir ese impacto ambiental? Hay empresas y ONG’s que se dedican a plantar árboles por valor de … por ejemplo, lo que hayas producido de CO2 en tu boda. También puedes pedirle directamente a tus invitados que inviertan en estas empresas en lugar de regalos. Plantar un árbol no cuesta tanto y reducir el impacto ambiental de vuestras ecobodas nunca había resultado tan fácil como una transacción desde tu ordenador.

ecobodas

KM 0: Comida ecológica (sin pesticidas ni insecticidas ni química alguna) pero que además provenga de tu zona, normalmente de un radio de 100 kilómetros desde tu tienda habitual. De esta manera el impacto ambiental es menos (menos transporte, menos CO2) pero además estás ayudando a los pequeños productores locales que cada día lo tienen más complicado en este mundo globalizado.

ecobodas

También se puede realizar un menú vegano. A día de hoy encuentras sin problemas (al menos aquí, en Madrid) caterings que se encarguen. Más difícil te va a resultar encontrar maquillaje (y mucho más caro) que no haya sido testado en animales ni esté compuesto por aditivos químicos!

El vestido: De sedas y elementos naturales, no debería ser un problema. Aquí también te recomiendo mirar diseñadores de tu ciudad, elimina todo lo que puedas intermediarios, transportes y sintéticos. Por suerte el blanco no suele necesitar de pinturas de ningún tipo. De todos modos, pregunta primero y rechaza las telas teñidas con pinturas químicas.

ecobodas

Luego hay novias que van más allá, como es el caso de Stephanie Watson, la australiana que se hizo su propio vestido con bolsas del pan recicladas y más de 10,000 clips! Tardó unas 300 horas en hacérselo y por lo visto estuvo recopilando clips desde la niñez. ¡Sí que lo tenía claro! Eso sí, el vestido le costó tan solo 36 dólares australianos.

Espero que os haya sido útil este post sobre las ecobodas! Si queréis saber más sobre el rollito ecológico no dudéis en leer nuestro próximo post.

 

Descarga gratis tu guía para el día de la boda, pincha en la imagen para hacerlo.

(Visited 103 times, 14 visits today)
Kino Beca
Marino mercante.

Como socio de La Perfecta Prometida divido mi tiempo entre la empresa y el mar. Como oficial de la marina estoy acostumbrado a la gestión, a llevar equipos integrados por personas de distintas nacionalidades y a la multifunción. Todo muy útil cuando se trata de levantar una empresa tan completa como es La Perfecta Prometida!!
autor