La verdad es que, en este país, cerrar la oficina y cogerse vacaciones cuando se es autónomo puede llegar a ser un poco rollo porque… ¿Qué fecha es la más adecuada? ¿Puedo seguir conectado cuando estoy de viaje? ¿Y si llama algún cliente importante cuando no estoy? ¿Quién me regará las plantas…?

me voy

Estamos en el mes de las bodas de destino y tanto hablar de viajes me da por pensar que yo también quiero irme: Me voy, hago la maletas y me piro, que uno de nuestros propósitos personales es intentar hacer un viaje cada año (espero que Los Viajes de Sofía pueda ayudarnos en esto…). Hay gente que prefiere pegarse varias semanas en el pueblo durante el verano, hay quien prefiere comprarse un coche nuevo, para gustos los colores. A nosotros no nos importaría volver a casarnos en Las Vegas algo que, por cierto, oímos últimamente mucho a nuestros nuevos… Ruta 66 y de paso…

me voy

Pero si eres Wedding Planner, y dependes tanto del mercado, no puedes coger y decir ” me voy ” en cualquier época del año. Está claro que hay que descartar los meses que van de junio a septiembre porque son de temporada alta (aunque en agosto parece decaer un poco la cosa luego en septiembre siempre remonta) pero es que además a finales de septiembre empiezan las ferias de bodas y ya no acaban hasta finales de octubre o principios de noviembre. Y una vez acaban comienza el seguimiento, las reuniones y las firmas de contrato.

Es por eso que los meses de diciembre y enero son los ideales para viajar cuando se trabaja en esto. Si has hecho los deberes (y hay quien por estas fechas ya tiene cerrada la temporada entera), podrás irte justo antes de tener que empezar a montar decoraciones, elegir estilismos y buscar proveedores. Una época un poco extraña para viajar, sí, pero piensa en las playas tropicales que luego se llenan en verano.

me voy

¿Y mis clientes? ¿No les parecerá raro que me vaya nada más contratarme? Aquí van unos pocos consejos para que podáis organizaros:

Haz un calendario

Una vez firmado el contrato debéis sentaros con vuestros novios y rellenar un calendario en el cuál se especifica cuántos proveedores hay que buscar antes de la boda y con cuánta antelación hay que contratarlos. En ese calendario se especifica también qué día empiezas a trabajar en la decoración y cuántas semanas (días, horas de trabajo…) necesitas por cada punto. Si tienes cumplidos tus objetivos para cuando te vas de viaje, no podrán decirte nada.

Programa las redes

En realidad es algo que recomendamos siempre, da igual la época del año, conviene tener programado el blog y las redes para poder centrarte en las bodas, en las ferias y también en las vacaciones. De esta manera no bajará tu visibilidad y tus novios no sabrán si te has ido o no.

Cuelga el cartel de me voy

Lo dejas claro en la web o en facebook (aunque sigas publicando) e incluso puedes programar un mail de respuesta automática para que si alguien te escribe reciba un email de respuesta donde puedes decirle cuándo vuelves del viaje y qué día te pondrás en contacto.

me voy

Pero mantente conectado

Porque a día de hoy la mayoría de los hoteles tienen wifi y no nos cuesta nada, al terminar las visitas, conectarnos 15 minutos para revisar nuestro correo antes de salir a cenar. Eso sí, no te empeñes en responder a todos los mails, es imposible, no estás en la oficina sino de viaje, pero sí que puedes responder a tus clientes más cercanos o incluso captar algunos nuevos… Nosotros cerramos una boda por email mientras estábamos en Vietnam!

 

Descarga gratis tu guía para el día de la boda, pincha en la imagen para hacerlo.

(Visited 326 times, 13 visits today)
Kino Beca
Marino mercante.

Como socio de La Perfecta Prometida divido mi tiempo entre la empresa y el mar. Como oficial de la marina estoy acostumbrado a la gestión, a llevar equipos integrados por personas de distintas nacionalidades y a la multifunción. Todo muy útil cuando se trata de levantar una empresa tan completa como es La Perfecta Prometida!!
autor