Una boda en el campo es preciosa, y eso es incuestionable!

boda campestre 1

Por el marco tan bonito que ofrece la naturaleza para expresaros vuestro amor mutuo, por la tranquilidad, por lo preciosas que quedarán las fotos, por la estética…y por un sinfín de razones! Y si hay música en directo, mejor. Para aquellos/as que decidáis daros el “sí, quiero” en plena naturaleza, os comentamos los 4 aspectos básicos para que la música de vuestra boda campestre quede perfecta.

  1. La electricidad: Si os casáis en una finca, es posible que tengáis cerca algún punto de luz, y es lo primero que tenéis que preguntar antes de pensar en instrumentos musicales. Tenéis que ver si hay enchufes cerca de donde se coloquen los músicos, si por el contrario tendrán que usar un alargador, o…. ¡si no habrá enchufes en absoluto! Existen amplificadores que funcionan a pilas (lo cual es un invento maravilloso! No sé qué haríamos los músicos sin ellos), pero hay que tener en cuenta que normalmente no dan mucha potencia y que muchos músicos no disponen de ellos. Y en función de este factor…nos lleva al siguiente punto.boda campestre 2
  1. Los instrumentos: a la hora de elegir los instrumentos tenéis que pensar, además de cuáles os gustan más, cuáles se adecuan a las circunstancias. Si no hay enchufes y vuestra boda campestre es puramente campestre los instrumentos que más sonoridad tienen sin amplificar son los de cuerda frotada (violines, violas, violonchelos etc), que podéis combinar con guitarra o ukelele. Así pues, un cuarteto de cuerda (2 violines, viola y violonchelo), un dúo de violín y guitarra, violín y violonchelo etc., quedarían estupendos. Y si queréis darle un aire aún más campestre, ¡apostad por violín y ukelele!

boda campestre 3

El instrumento más complicado cuando no existen enchufes es el piano. Al no poder enchufarse un teclado, tendréis que alquilar un piano, que aunque tendrá un coste adicional, os merecerá la pena, y mucho, ya que quedará precioso en vuestra ceremonia en mitad del campo, por no hablar de la sonoridad.

Un/a cantante siempre será una opción estupenda, siempre y cuando no necesite micrófono. Las cantantes líricas no necesitan, porque la técnica que utilizan tiene mucha proyección, pero para las cantantes modernas suele ser imprescindible el micrófono, así que siempre es conveniente preguntar.

  1. Las canciones: Por supuesto, podéis poner las canciones que queráis, pero siempre habrá algunas que se presten más al ambiente campestre! Os recomiendo bandas sonoras como Somewhere Over The Rainbow (de El Mago de Oz, versionada con ukelele por Israel Kamakawiwo’ole), Forrest Gump, Concerning Hobbits (de El Señor de los Anillos), A gift of a Thistle, ( Breaveheart) o la banda sonora de La Vida es Bella. Por supuesto, los grandes clásicos también tienen cabida al aire libre como el Canon de Pachelbel o el Air de Bach.
  1. La colocación de los músicos. Aquí, un aspecto muy importante: el cuidado de los instrumentos musicales. Normalmente son piezas de precisión muy delicadas, que deben tratarse bien para que no se abra la madera, se desafinen, pierdan sonoridad etc. Un instrumento musical no debe estar expuesto al sol, ni a la lluvia. Por lo tanto, los músicos deberán colocarse siempre a la sombra, y /o en un sitio resguardado si se avecina lluvia.boda campestre 4
  1. Algún aspecto técnico más… ¡las sillas! Si vuestra boda se celebra en el campo, tendréis las sillas contadas, y hay algunos instrumentos que se tocan estando sentados. Es el caso por ejemplo del violonchelo o la guitarra. Preguntadles siempre a los músicos cuántas sillas necesitarán, para así tenerlo en cuenta a la hora de llevar sillas, o incluso en la decoración.

Personalizar vuestra boda con la música, escoged vuestras canciones favoritas, escuchad agrupaciones hasta dar con la perfecta y el resultado será de lo más emocionante.

(Visited 688 times, 28 visits today)
Laura Trillo
Laura Trillo, directora de la empresa MusicosMadrid.com dedicada a la música en directo para bodas y eventos. Licenciada en guitarra, os trasmitirá toda su experiencia a lo largo de 4 años ayudando a los novios de cada boda a personalizar la música de su día B al máximo.
autor