Parece que el invierno este año ha llegado pegando fuerte y en las bodas también. Cada vez es más habitual que las parejas escojan los meses invernales para casarse y tiene su porqué. Descuentos por temporada baja, decoraciones diáfanas y viajes de novio que no se podrían hacer en otras épocas del año… Descubre por qué es buena idea una boda en invierno en este post.

boda en inviernoCada vez son más habituales las parejas que se casan en invierno y nosotros lo consideramos todo un acierto. Te lo voy a exponer desde varios puntos de vista para que lo puedas entender:

1.- Desde el punto de vista de los proveedores:

Hay que tener en cuenta que este es un sector muy estacional en el que los proveedores (fincas incluidas) tienen muchísimo trabajo en la época alta (junio, julio y septiembre suelen ser los tres meses gordos) pero muy poco trabajo durante el invierno. Una boda en invierno supone un colchón para muchos, una entrada de dinero adicional para aguantar hasta la temporada alta y esto lo premian con descuentos. La mayoría de los proveedores del sector (nosotros incluídos) cobran distintos precios por una misma boda si es en temporada alta o temporada baja. Así que casarse en invierno se convierte en algo positivo tanto para los profesionales del sector como para las novios que pueden gastarse muchísimo menos con el mismo número de invitados, el mismo tipo de convite y todo igual, salvo que en invierno.

2.- Boda en invierno igual a lluvia:

Es lo que muchos piensan pero bueno, dados los dos últimos veranos que llevamos, tengo que decir que casarte en verano no supone librarse de la lluvia… Ni en broma… Y en La Perfecta Prometida sabemos de lo que hablamos. El lugar a escoger, eso sí, será clave. Si te casas en una ciudad o comunidad donde suele hacer frío (Segovia, por poner un ejemplo) tendrás que casarte en interior sí o sí aunque el día de tu boda sea el más soleado de todo el invierno. Pero las bodas en interior también tienen su encanto, sólo hay que dar con el lugar ideal. Aquí entra el papel de tu Wedding Planner porque, por si no lo sabes, hay todo un mundo más allá de las típicas ferias de bodas y los clásicos portales: Palacios, Hoteles (preciosos pero desconocidos) e incluso Museos… Si os digo las posibilidades que yo me sé sólo en Madrid, tendría que escribir otro post…

3.- Colores, Temáticas y Decoración:

Ojo, ojito, ojo… Porque si bien una boda en invierno puede ser un regalo para una decoradora, algo diferente después de tanta paniculata, hay una línea muy delgada entre decorar una boda de invierno y tu casa de navidad. O lo que es peor… Que te quede todo que parezca el cumpleaños de Frozen. Lo bueno que tienen las bodas de invierno es que con poca decoración visten mucho, les pega un estilo minimalista que, si se escogen bien el sitio, puede ser acogedor con detalles tan básicos como arreglos florales, guirnaldas de luces, farolillos y poco más. Por supuesto, una buena chimenea viste muchísimo. En temas de flores, tulipanes, calas e incluso algodón. En colores, el rojo con el blanco siempre queda bien pero si queremos huir de esa temática navideña, tonos fríos como el morado, lila o lavanda. Original, con clase y distinto.

Boda en invierno

Imagen de The Wedding Affair

4.- Vestidos de cuentos de hadas:

Hay que ser pragmáticos, ¡que el frío no te estropee tu boda! Por suerte la manga larga se lleva de nuevo, vestidos largos sin escotes o incluso con cuello. Las capas han vuelto y están arrasando, con pelito, plumas o incluso de colores. Botines a media altura en lugar de sandalias o zapatos de tacón. Casarte en invierno no significa pasar desapercibida… El traje pantalón también puede ser una opción.

boda en invierno

Imagen de La Puesta en Escena

5.- Viajes de novios mientras los demás trabajan:

También es un plus. Y no sólo eso sí no que hay muchos lugares que no puedes visitar en verano, no sólo por la confluencia de turistas venidos de todo el mundo que podrían estropearte el clímax romántico de tu Luna de Miel, sino porque en verano suele haber Tornados en el Caribe y Monzones en Asia. Estaría bien que te buscaras una agencia de viajes especializada en exclusiva en Viajes de Novios, como pueden ser Los Viajes de Sofía, y que preguntes por sus viajes en invierno y sus tarifas.

Conclusión: Que casarse en invierno puede ser un acierto por muchos motivos, y otro de los que no hemos mencionado es que hay muchas menos posibilidades de que tus amigos y familiares tengan la fecha reservada porque tengan otra boda o compromiso del que no puedan librarse.

 

(Visited 41 times, 7 visits today)
Kino Beca
Marino mercante.

Como socio de La Perfecta Prometida divido mi tiempo entre la empresa y el mar. Como oficial de la marina estoy acostumbrado a la gestión, a llevar equipos integrados por personas de distintas nacionalidades y a la multifunción. Todo muy útil cuando se trata de levantar una empresa tan completa como es La Perfecta Prometida!!
autor