¡Hola Prometid@s! En La Perfecta Prometida estamos en la semana de las sorpresas, y no podía faltar una recomendación de vinos que sorprenden y encandilen a tus invitados. Tanto si te casas en estaciones cálidas como si celebras una comida en tu terraza con la llegada del buen tiempo, estos vinos no pueden faltar en tu mesa.

¡Atentos!

Porque se abre la temporada para los vinos más ligeros, refrescantes y delicados…

Hoy vamos a hablar de una de las tendencias más cool que parece haber llegado para quedarse:

Tendencia Rosé:

Los vinos rosados que gozan de mayor popularidad son los de la Provenza francesa, con una tendencia al alta en su consumo en las zonas costeras del mediterráneo más glamouroso.

Estos vinos tienen como seña de identidad un color rosa pálido que los hace muy apetecibles, aunque dependiendo de su origen encontramos otras intensidades (región del Loira o Burdeos). Sus aromas y sabores son florales como la rosa o la lavanda, y frutales, delicadamente cítricos, que van desde el pomelo rosa, la naranja sanguina o los frutos del bosque. Hoy en día, la mayoría se caracteriza por una elaboración y una presentación muy cuidada que a menudo se refleja también en el precio. (La elaboración de los rosados puede llegar a ser más compleja que la de los tintos).

Según la procedencia, la variedad de uva (se utiliza mucho la garnacha) y el tipo de elaboración del vino (mayor o menor extracción), esos aromas y sabores variarán en intensidad siendo frecuente, especialmente entre los más delicados, que al catarlos a ciegas uno no sepa si está ante un vino blanco o rosado. Las botellas son otra de las señas de identidad de estos vinos, transparentes, y con originales diseños que las convierten casi en objeto de deseo.

Las buenas noticias son que no hace falta que vayamos a la Provenza para poder disfrutar de un maravilloso vino rosado de cuidada presentación y mucho glamour, porque en España tenemos grandes ejemplos.

En tierras riojanas dónde se elaboran vinos internacionalmente conocidos, bajo una de las dos únicas denominaciones de origen calificadas en España, encontramos los vinos rosados más finos que hacen las delicias de los aficionados al (antiguamente llamado de manera cariñosa y aún hoy) “clarete”.

Son vinos que se disfrutan tanto de aperitivo, como acompañando diversos platos. Los más ligeros, van muy bien con pastas, arroces, quesos de pasta blanda, ensaladas, o pescados blancos. Los que tienen mayor intensidad, funcionan bien con pescados más grasos como el salmón, las verduras a la parrilla, carnes blancas e incluso con ciertos postres.

Ramón Bilbao Rosado y LaLomba.

También podéis encontrar muy buenos rosados en otras denominaciones de origen como Navarra, Cigales (que siempre ha tenido mucha fama) o Ribera del Duero, dónde se están elaborando vinos muy interesantes. En la variedad está el gusto, así que a partir de ahora animaos a probar y pedid una copa de un buen rosado, os sorprenderá.¡Hasta la próxima Prometid@s!

(Visited 380 times, 5 visits today)
Lorena Salvanés
Sumiller por la Cámara de Comercio de Madrid, especializada con nivel 3 en Vinos y Destilados por el WEST de Londres. Formadora en Cava, estudió Turismo en su etapa universitaria y actualmente realiza el Máster de Dirección de Marketing en ESIC. Ha trabajado en el MNCARS (Museo Reina Sofía), en Casa de América, para el Patronato de Turismo de Madrid y en el comercio especializado en el sector de los vinos, para Lavinia Madrid y París.

Me apasiona el mundo del vino y de la comunicación. Me encanta la música, la pintura, viajar y la gastronomía. Y en casa, me arranco con la repostería con mucha iniciativa autodidacta!

Imparto cursos de cata y ofrezco servicios de consultoría.

lorena.salvanes@gmail.com @lorelay
autor